Buscar

¿Dónde estamos?

c. Mossèn Jacint Verdaguer s/n (Castell de Cornellà)
08940 Cornellà de Llobregat
Tel. 93 474 51 35
Fax. 93 377 82 63
informacio@aj-cornella.cat

queferacornella

contacte online

>

Patrimonio histórico

Columnas pre-románicas (Siglo X)

Las columnas que presiden la entrada al edificio del Ayuntamiento, verdaderas joyas del arte pre-románico catalán, fueron encontradas en una reforma del año 1928. Todo indica que en el lugar dónde actualmente está el edificio consistorial se construyó en el siglo V una iglesia primitiva que hizo las funciones de primer templo parroquial.

En el siglo X, la consolidación del núcleo de población motivó la expansión de la iglesia primitiva. En ese momento se añadieron las dos columnas que eran el apoyo del arco principal de la iglesia. Los estudiosos de la historia del arte destacan la similitud de los capiteles con otros monumentos catalanes de la misma época (quizás eran artistas de la misma escuela) y la influencia del arte del Califato de Córdoba.

En el año 2009, durante una reforma de la plaza, se descubrieron los cimientos del ábside, que actualmente se pueden ver justo enfrente de las columnas, a la entrada del Ayuntamiento. Las búsquedas arqueológicas posteriores permitieron localizar otros restos romanos y medievales en el entorno.

Ver video "Restes arqueològiques"  
Ver video "Patrimoni cultural"  
   

El Castillo de Cornellà (Siglo XI-XVII)

El Castillo de Cornellà es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Se trata de un gran casal gótico, construido y reformado en diversas épocas. Está estratégicamente situada en lo alto de una pequeña colina des de la que se obtiene una buena visión del Llobregat en su tramo final, de Sant Boi a la otra ribera del río y antiguamente de las principales vías de acceso a la ciudad.

El documento más antiguo que hace referencia al Castillo de Cornellà es del año 1204, posiblemente hacía las funciones de torre de defensa como otras muchas que flanqueaban el Llobregat. Perdida su función militar, se convirtió en centro de una gran propiedad agrícola, y buena parte de su configuración actual corresponde a reformas realizadas durante el siglo XVII sobre una base del periodo gótico.

Continuó teniendo usos agrícolas hasta bien entrado el siglo XX. En el año 2000 se rehabilitó y acoge actualmente el archivo, una sala de exposiciones y varios servicios municipales. Aquí podéis consultar con más detalle su historia.

Las Masías

La productividad de las tierras del plan del Delta y la proximidad de Barcelona que permitían colocar los productos en los mercados, hicieron de la producción agrícola el motor de desarrollo de la ciudad, desde la época medieval hasta el final del siglo XIX. El edificio característico de la época es la masía, como centro de explotación agraria. Esta es la razón por la cual en Cornellà gran parte de los edificios protegidos son masías dispersas por todo el municipio.

Ver video "Masies de Cornellà"
   
Can Manso (Siglo XVI - XVIII) 

Masía situada en la carretera del Mig, muy cerca del cruce con la carretera vieja del Prat, zona de Almeda y lindando con el término municipal de Hospitalet.

Esta masía, fechada en el siglo XVI, es una de las más destacadas de Cornellà dadas sus dimensiones, majestuosas, y su configuración, con un cuerpo central de grandes dimensiones. A los laterales se levantan dos cuerpos más bajos y otros dos que forman las solanas, dejando una configuración de planta basilical de cinco naves.

Sus propietarios fueron la familia Femades, apellido de labradores, y posteriormente fue adquirida por la familia barcelonesa de los Sabater. El escudo de armas de la fachada recuerda que a principios del siglo XIX fue propiedad del general Josep Manso (héroe de la guerra de la Independencia de 1808-14), quien pasaba largas temporadas en Cornellà.

 

 
   
Can Serra (Siglo XVI - XVIII)

Antiguamente Can Famades.

Masía que se encuentra en la carretera de Hospitalet, al final del término municipal. El edificio, de aspecto señorial con planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas, de los años 1763-69 según las inscripciones que hay en su interior. Actualmente es conocida como Can Serra por la instalación de esta familia dedicada a la cerámica.

 
Can Valhonrat (Siglo XVII - XX)  

Situada en la plaza de Francesc Macià, ante el Ayuntamiento y la iglesia.

En el siglo XVII el propietario del Castillo edifica Can Vallhonrat como residencia familiar. El edificio, de planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas, pone de manifiesto su uso residencial con la vistosa estructura de la fachada y los acabados de su interior.

Las reformas y consolidación del edificio en el 1986, con la modificación de las buhardillas, supuso un cambio en su uso como edificio administrativo del Ayuntamiento

 

 
   
Rectoria de Santa Maria (Siglo XVII - XX)  

En el pasaje Mossèn Jaume Rafanell, detrás de la iglesia de Santa María encontramos "La Rectoría", que nace como masía y ya se la conoce en el siglo XVI.

A lo largo del siglo XVII se hacen obras y se instala la vicaría. El edificio actual es fruto de los añadidos y no tiene una tipología definida

 
Can Trabal (Siglo XVII - XVIII)

En la carretera de Esplugues en dirección a Sant Boi, delante del centro comercial.

Esta masía, antes conocida como Can Pato, aparece documentada en el siglo XIV aunque con el nombre de Mas Puig. La parte posterior, más baja, es la más antigua. En el siglo XVIII se añade la parte delantera con un cuerpo formado por dos plantas, con buhardillas en la parte central, más elevada respecto a los laterales.

Sus propietarios fueron la familia Amat, apellido de labradores cornellanenses, poseedores de las tierras hasta el límite con el término de Sant Joan Despí.

   
Can Maragall (Siglo XVII - XVIII)

Masía situada entre la carretera de Esplugues y la calle del General Delgado, en el centro del núcleo urbano.

Es una de las más antiguas, hay documentación que habla de un primer edificio construido en 1330, y su figura actual responde al carácter señorial de las edificaciones residenciales del siglo XVIII.

El edificio, cubierta a dos aguas y sin buhardillas ni graneros, tiene un cuerpo central de dos plantas-piso y bajos dónde posteriormente se le añadieron dos cuerpos laterales porticados. El nombre actual se debe a que la familia del gran poeta Joan Maragall fue la propietaria. 

   
Can Tirel (Siglo XVII - XVIII)

Situada junto a la vía de Renfe, en el barrio Fatjó, muy cerca de la vía del ferrocarril.

Posiblemente era una ‘masoveria’ que dependía de Can Corts, hoy desaparecida. Fue reformada en el año 2009 y actualmente es la sede de la Societat Musical La Unió.

 
Can Rissuenyo (Siglo XVII - XVIII)  

En la calle de Els Pins o Pius XII esquina con la calle Lasarte.


Sus orígenes son del siglo XVIII, con una fachada con estucos color ocre casi desaparecidos, aperturas ovales en las buhardillas, cerámica en el marco del cuerpo central y las balaustradas, detalles que dan un carácter señorial y culto a la edificación.

 

 
   

Palau Can Mercader (Siglo XIX) 

Situado en el parque del mismo nombre, en la carretera de Hospitalet, ante el barrio de Almeda.

Tras entroncar la antigua familia Mercader con la de los condes de Bell·lloch, Joaquim de Mercader y Bell·lloch, hizo construir el año 1865 este palacio donde había la antigua masía de Can Mercader. La construcción, de planta cuadrangular con torres octogonales a los cuatro lados, tiene el aire de los palacios de la época del romanticismo. La planta noble está formada por un conjunto de salas decoradas con estilos muy diferenciados, pero todas con una recargada suntuosidad. Sus colecciones de pinturas, cerámicas, armas, porcelanas, aves disecadas, muebles, etc. otorgan a este edificio una importancia especial. Desde el 1995, tras seis fases de restauración, es museo público de la ciudad. Además, en sus salas, se celebran los matrimonios civiles.

 
Ver video "Museu Palau Mercader"  
   

Torre de la Miranda (Siglo XIX) 

 

Situada en la avenida Salvador Allende, en el barrio de San Ildefonso. De estilo neo-mudéjar y planta hexagonal, la hizo construir Arnau de Mercader a finales del siglo XIX como mirador sobre la llanura del Llobregat y para poder estudiar las aves.

 

 

Estación de la RENFE (Siglo XIX) 

Edificio construido a raíz de la inauguración, el año 1855, de la línea de ferrocarril Barcelona-Molins de Rei, prolongada dos años después a Martorell.

Can Gaya (Siglo XIX)

Can Gaya (calle Rubió i Ors, 65) es un edificio señorial construido el 1860, originariamente propiedad de la familia Mas, la cual poseía también la fábrica sita justo al otro lado de la calle y de la cual se conserva todavía la fachada.

El Modernismo en Cornellà: la calle Ametller (Inicios siglo XX)

Cornellà, a diferencia de algunos municipios vecinos, no posee obras modernistas de gran entidad (a excepción, quizás, de la casa Camprubí) pero presenta, en cambio, numerosos ejemplos de edificaciones modestas donde el repertorio modernista consigue superar y dignificar la simplicidad constructiva.

Un ejemplo característico son las sencillas casas, de planta y piso entre medianeras, de la calle Ametller, edificadas en el año 1900.

 

   

Otros edificios Modernistas (Primer tercio siglo XX)

Un edificio singular es can Masip (c/Menéndez Pelayo, 10 - Pl. Lluís Companys). El interés de este edificio, del que sólo se conserva la fachada, adosada a un moderno bloque de pisos, radica sobre todo en su significación histórica. fue la sede de la Unión Social y después del Centro Catalanista "L’Avenç ", entidad vinculada a la Unión Catalanista.

Posteriormente fue ocupado por la empresa Mobles Masip.

En la rambla Anselm Clavé, hay algunos edificios de estilo modernista, el más representativo de los cuales corresponde al número 18, obra de 1913.

   

Casa Camprubí (1927) 

 

En las afueras de la ciudad, en la carretera de Sant Joan Despí, podemos contemplar el edificio más emblemático del modernismo en Cornellà.

La casa Camprubí, obra del conocido arquitecto Josep Maria Jujol, fue construida el año 1927 por encargo de Cebrià Camprubí i Nadal.

 

Edificios noucentistes (Anys vint)

 

El Noucentismo nace como un movimiento de reacción contra los 'excesos' modernistas y proclama un regreso a los valores de la arquitectura clásica (inspirada sobre todo en el renacimiento italiano): orden, medida, serenidad, armonía. Enfrente de la originalidad y la espontaneidad del modernismo, entendidos como elementos ajenos a la tradición autóctona. En Cornellá podemos encontrar algunos interesantes ejemplos como el edificio num. 12 en la calle Almendro, y los edificios de vivienda unifamiliar tipo señorial de la calle Virgen de Montserrat, 22 y plaza de los Enamorados, 5.

 

   

Familiar Cinema Titan (1926)

 

En la calle Rubió i Ors esquina con Virgen de Montserrat encontramos el edificio, actualmente convertido en biblioteca pública, que fue construido en 1926 según proyecto del arquitecto municipal Marín Espinosa.

Su torre circular (pináculo), de veinte metros de altura, muestra su clara vinculación con el Noucentisme.

 

La fábrica Fontanals i Suris (1897 - 1913) 

 

Junto a la carretera de Sant Joan Despí.

La fábrica Fontanals y Suris, una de las más importantes del sector textil local, fue construida en el año 1897 (con el nombre de Sala y Cía.), recogiendo la impronta estética del primer modernismo, a base de ladrillo visto, hierro y vidrio. La fábrica dejó de funcionar en los años sesenta.

Actualmente, y tras una importante reforma finalizada en el año 2007, acoge el Citilab Cornellà.

 
   

Central de Bombeo de Aguas de Barcelona (1903 - 1907)

 

Estas instalaciones, del año 1907 y situadas en Quatre Camins, son obra del arquitecto Josep Amargós. Comprenden el edificio propiamente dicho, la chimenea de 35 metros de alzada y los pozos de extracción de agua sitos dentro de un extenso parque que constituye el elemento integrador de las instalaciones.

El edificio, construido en ladrillo visto y según los cánones modernistas, consta de tres naves completamente libres. Dentro, la sala principal se conservan, en perfecto estado, los primeros modelos de las máquinas a vapor que impulsaban el agua para el suministro de Barcelona.

Actualmente, y tras una importante reforma, es la sede del Museo Agbar de las Aguas.

   

La fábrica Bagaria (1850 - 1920) 

 

Situada en la carretera de Esplugues, esta fábrica textil fue construida por el arquitecto Modest Feu i Estrada en el año 1920.

Es muy interesante, dentro de la arquitectura industrial de la Cataluña modernista, el conjunto formado por la torre-vivienda con un esmerado trabajo de ladrillo visto.

 
   

La fábrica y la colonia Rosés (1850 - 1920) 

 

Situada en el sector Millars, al final del pasaje Rius i Taulet, entre la Escuela de Formación Profesional y el Real Canal de la Infanta.

El conjunto residencial fue promovido por la sociedad textil Rosés en el 1851. Las viviendas, dispuestas en hilera, tienen planta baja, piso y pequeños patios. Son un ejemplo único en Cornellà de las colonias obreras del siglo XIX.

 
Ver video "Patrimoni industrial"  
   

Iglesia de Santa Maria (1940) 

 

La antigua iglesia de Cornellà fue destruida en parte en la guerra civil y acabada de dinamitar en el 1939 para construir la nueva.


En 1940 se colocaba la primera piedra de la nueva iglesia, que fue venerada el mayo de 1948, aun cuando el campanario no fue terminado hasta el 1953.

 
   

Homenaje a Miró (1993)

 

Obra del escultor Ricard Vaccaro. fue premio del ACAC aquel mismo año. Utiliza el acero como material básico, mide 20x50 metros y pesa unas 60 toneladas. Por la originalidad de su composición, sus grandes dimensiones y su privilegiado emplazamiento, se ha convertido en uno de los signos identificativos de Cornellà.

Según ha explicado su autor, la escultura recuerda un faro del mismo modo que que Joan Miró fue un guía para el arte del siglo XX. Los cuatro cables que unen los dos elementos simbolizan la catalanidad de Miró y crean la ilusión de una pirámide invertida. La anilla que la corona le proporciona ligereza.

 Homenatge a Miró
   

Parc Esportiu Llobregat (2006)

 

El prestigioso arquitecto portugués Álvaro Siza es el creador de este singular edificio con más de 40.000 metros cuadrados de superficie. Se trata de un equipamiento inteligente, de gran versatilidad y dónde se mezcla el diseño y la funcionalidad en un mismo espacio.

Con la puesta en marcha del Parc Esportiu Llobregat, el 9 de enero de 2006, se hizo realidad una importante apuesta del Ayuntamiento de Cornellà por dotar a la ciudad de un gran complejo deportivo, multidisciplinar y de carácter público.

 Parc Esportiu Llobregat

© Ajuntament de Cornellà de Llobregat | CIF: P0807200A | Plaça de l'Església, 1 | 08940 Cornellà de Llobregat | Tel.: 933 770 212 | informacio@aj-cornella.cat
46476 visitas | Un/una usuario/a conectado/a | cargado en  seg.